jueves, 15 de noviembre de 2018
esp | en
esp | en
Bioeffect

El milagro islandés

BIOEFFECT es una innovadora y exclusiva firma de cuidado cutáneo nacida en Islandia en 2010 y concebida por científicos. BIOEFFECT ofrece una eficacia y pureza únicas gracias a la biotecnología. Basada en 10 años de investigación científica, es la única marca del mundo que emplea EGF cultivado en plantas.

BIOEFFECT es un proyecto honesto que tan solo comercializa 7 productos de cuidado facial y que se ha hecho muy popular gracias al boca a boca. Con tan sólo 7 años de vida, BIOEFFECT se ha convertido en una firma de reconocido prestigio internacional que cultiva elogios de clientes, periodistas y dermatólogos.

Los múltiples beneficios anti-edad de los tratamientos BIOEFFECT son el resultado de la acción del EGF (Epidermal Growth Factor), un activador celular presente de forma natural en la piel que fue descubierto por los doctores Stanley Cohen y Rita Levi-Mantalcini, lo que les valió el Premio Nobel de Medicina en 1986.

El EGF es una compleja molécula de proteína que ordena a las células más superficiales de la piel la renovación y reparación de los materiales de la matriz cutánea: el colágeno y la elastina. Mediante la aplicación tópica de este mensajero celular, la piel recupera los niveles óptimos de EGF, lo que se traduce en una textura más fina y una tez más luminosa, joven y tersa. Es un hecho probado a base de estudios científicos independientes.

La cebada que produce el preciado EGF de BIOEFFECT crece en un invernadero situado en la península de Reykjanes, Islandia, se cultiva en piedra pómez volcánica, es regada con agua mineral pura islandesa y permanece en un invernadero exclusivo de BIOEFFECT que emplea energía volcánica renovable de una estación geotermal. Todas estas características convierten a la cebada en la perfecta protectora y almacenadora de los moléculas de proteínas EGF y garantizan su pureza y eficacia. Finalizado el proceso de cultivo, las semillas de la cebada se muelen y se convierten en polvo de cebada en los laboratorios de BIOEFFECT, donde los biólogos extraen la proteína del EGF. Después se mezclan, se embotellan y se empaquetan en Islandia antes de que los productos estén listos para ser enviados a todos los usuarios de BIOEFFECT del mundo.